Guías, Técnicas de Cultivo

Etapa Vegetativa del Cannabis, Cuidados – Guía para el éxito

planta-cannabis

El cannabis a lo largo de su ciclo de vida pasa por varias etapas, siendo las más grandes e importantes, la etapa vegetativa, y la etapa de floración. Si bien ya te hemos hablado de la Germinación y la Etapa de Plántula, es el turno de explicarte a fondo la siguiente fase, la Etapa Vegetativa de una planta de Cannabis.

La germinación de la semilla, la fase de plántula y el crecimiento de la planta, forman parte de la etapa vegetativa. Sin embargo, no es sino hasta aproximadamente un mes después de la germinación (en plantas fotoperiódicas), que comienza a llamarse fase vegetativa. A esta etapa de crecimiento podemos llegar a darle poca importancia, sin embargo, es una fase tan importante como la germinación o floración. Durante esta etapa la planta se dedicará únicamente a la creación de masa vegetal. Esto quiere decir que mientras más hojas, ramas y raíces posea, mayor será su desarrollo y más hojas, ramas y raíces desarrollará.

Vegetativa

 

Factores de cuidado con mayor influencia.

Tipo de Ambiente de Cultivo.

Para diferenciar si un ambiente de cultivo es de Exterior (Outdoor) o de Interior (Indoor), puedes simplemente reconocerlo por la fuente de luz. Esto quiere decir que cuando el cultivo es Exterior, la fuente será de origen natural, el Sol. Mientras que en cultivos Indoor, la fuente de luz será artificial, haciendo uso de focos o bombillas para generarla.

Cultivo Exterior.

Otra diferencia a nivel de cultivo, es que al cultivar en exterior, normalmente nos regimos por las estaciones del año. Esperando a cultivar durante la época del año que mejores condiciones de luz y temperatura tenga para llevar a cabo el cultivo. Esto quiere decir que son factores que nosotros poco podremos hacer para controlar, debido a que no depende de nosotros sino del clima. Por lo que normalmente se hace un cultivo al año, siendo aproximadamente desde abril hasta octubre en el hemisferio norte, y desde septiembre a mayo en el hemisferio sur.

Otra punto destacable es que al cultivo exterior estar controlado por las horas de luz diurna, la fase de crecimiento se prolonga mucho más que en interior. Probando así que las fases de crecimiento pueden durar unos 3-4 meses en variedades precoces, y unos 5-6 meses en variedades más tardías.

Cultivo Interior.

El cultivo en interior es totalmente diferente al de exterior, ya que en este tipo de cultivo tendremos que “manipular” las variables. Esto se hace con la finalidad de que todas sean favorables para el cultivo, incluso podremos manipular algunos procesos naturales de la planta. Con lo que conseguiremos mejorar los resultados obtenidos tanto en producción, efectos, sabores y colores; como en el tiempo de cosecha del cultivo. Sin embargo, hay que recordar que no es lo mismo cultivar una variedad autofloreciente, que su período de crecimiento son de 2 a 4 semanas, a una fotoperiódica que puede durar de 4 a 8 semanas dependiendo de la variedad y otros factores.

Sustrato o Medio de Cultivo.

Si eres un cultivador novato, lo mejor es utilizar un medio especial para cannabis que resulte fácil de controlar, como lo es el sustrato CANNAMIX. Un sustrato rico en nutrientes y microorganismos benéficos para que la planta se nutra durante toda su fase de crecimiento. Al contar con una buena aireación del suelo que oxigena las raíces, le es más fácil a la planta desarrollarse, por lo que su crecimiento será explosivo.

Calidad y Cantidad de Luz.

Tanto las horas de luz, como las de oscuridad son muy importantes para el desarrollo de la planta. Durante las horas de luz, la planta realiza la fotosíntesis, absorbiendo la luz y transformándola en energía orgánica. Mientras que durante las horas de oscuridad, la planta realiza la respiración celular, captura oxígeno y libera dióxido de carbono. La existencia y equilibrio de ambos procesos es esencial para que la planta se desarrolle correctamente.

El fotoperíodo durante la fase vegetativa es más largo en cuanto a las horas de luz diarias en el cultivo de Cannabis. Siendo recomendado un período de 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad diarias para estimular mejor el desarrollo de nuestras plantas.

Riego.

Hay que ser muy cuidadosos con la cantidad de agua de riego que ofrecemos a nuestra planta. El riego desempeña un papel muy importante, ya que mientras nuestras plantas van creciendo, van a ir necesitando una cantidad de agua proporcional. Es importante estar alerta y atender esta demanda hídrica en crecimiento.

Es recomendable que la temperatura del agua ronde cerca de unos 22°C. Y, para un correcto desarrollo, deberán existir pequeños períodos de sequía y humedad, promoviendo así el crecimiento tanto de raíces, como vegetativo de nuestra planta.

Otro factor a tomar en cuenta, es el control del pH y del la EC del agua de riego, ya que de esto depende la absorción y asimilación de los nutrientes.

Nutrientes.

Por último, deberemos tomar en cuenta lo nutrientes, ya que existen muchísimas opciones y productos en el mercado a la hora de utilizarlos. Durante esta fase, el nitrógeno (N) y el potasio (K) son los elementos más consumidos por la planta, siendo así el Nitrógeno el principal protagonista. En Cannaland, recomendamos los comprimidos de nutrientes especializados para cannabis para cada fase. Contamos con Comprimidos de Nitrógeno para la fase Vegetativa, y Comprimidos de Potasio para la fase de Floración. Puedes adquirirlos haciendo click sobre sus nombres.

Algo con lo que debemos tener precaución, son los excesos de fertilización, ya que la cantidad de sales de los fetilizantes, terminan por saturar a la planta. Desencadenando así bloqueos que impiden la correcta absorción de otros nutrientes, que se transforman en Carencias de Nutrientes.

Una de las carencias más comunes conocidas en el cannabis es el nitrógeno, debido a que es fácil de reconocer. Su sintomatología es el amarilleamiento de las hojas más viejas de la planta (La parte baja).

Sin embargo, la mayoría de bloqueos, son de nutrientes que afectan directamente a los brotes más nuevos y jóvenes, por lo que la planta crecerá con deformidades o tendrá un crecimiento ralentizado.

Si quieres conocer más acerca de las carencias y excesos de nutrientes, haz click aquí.