Autocultivo, Guías, Nutrientes

Nutricion y Fertilización del Cannabis

default a person lifting a plant by the stem and showing its r 2

La fertilización y nutrición de nuestras plantas de cannabis son temas bastante interesantes. Se debe a que hay mucha información no verificada en línea. Al igual que muchas veces creemos que el cannabis se debe fertilizar al igual que cualquier otra planta. Sin embargo, el cannabis es bastante sensible a los fertilizantes, por lo que existe una delgada línea entre nutrir o fertilizar y quemar nuestras plantas con estos productos.
En CANNALAND sabemos lo difícil que puede resultar esto cuando estamos comenzando. Por ello hemos decidido agregar este tema a nuestra guía, para que así puedas fertilizar tus plantas y al mismo tiempo evitar quemarlas en el proceso.

Micronutrientes y macronutrientes

Debes saber que las plantas de cannabis requieren tres nutrientes en grandes cantidades, estos mismos son conocidos como macronutrientes y constituyen la mayor parte de la alimentación de nuestra planta. Además de ello existen una serie de micronutrientes y minerales, ambos como el nombre lo indica, son nutrientes que se necesitan en una menor cantidad.

 

Macronutrientes Principales

Como mencionamos anteriormente los macronutrientes constituyen la mayor parte de la alimentación y salud de las plantas de cannabis. Por eso mismo son los nutrientes que están más presentes en los fertilizantes, dependiendo de la planta y dependiendo del grado de desarrollo que posea la misma, se necesitarán diferentes proporciones de cada uno de ellos.

 

default chemical symbol and composition of nitrogen in white w 1 fixed

 

Nitrógeno (N): el nitrógeno es un nutriente vital para la producción de clorofila, es utilizado por las plantas para convertir el dióxido de carbono (CO2) en glucosa, lo que emplearán como combustible para seguir creciendo. Esto quiere decir que es muy importante para que nuestra planta realice la fotosíntesis y juegue un papel importante durante la fase vegetativa, qué es donde necesita mayor crecimiento.
Si bien el nitrógeno se encuentra también disponible en la atmósfera, el cannabis en general no lo absorbe muy bien en este estado, por lo que lo mejor es proveerlo a través del sustrato para que sea absorbido por las raíces.

 

Fósforo (P): en el cannabis el fósforo es vital tanto para el desarrollo de raíces fuertes como para potenciar la producción y crecimiento de flores. Además, es demandado por las plantas para la fijación biológica del nitrógeno. A diferencia del nitrógeno el fósforo es difícil de encontrar en su forma natural en el medio ambiente por lo que resulta un nutriente necesario en los fertilizantes.

 

default chemical symbol and composition of phosphorus 1 fixed

 

Potasio (K): este macronutriente resulta necesario para controlar los niveles de turgencia, lo que significa ayuda a mantener niveles adecuados de agua en las plantas. Además, incrementa la resistencia del cultivo a la sequía heladas y ciertas enfermedades. También permite la aceleración del crecimiento de las plantas de una forma saludable.

Como verás, cada uno de los macronutrientes tiene una letra que es su símbolo químico (N.P.K). En la tabla de nutrientes de todos los fertilizantes podrás encontrar estas tres letras para indicar la relación de cada uno de estos macronutrientes presentes en el mismo.

Además de estos tres macronutrientes existen tres más, sin embargo estos no los conseguirás en fertilizantes sino en el aire y el agua. Estamos hablando del carbono (C), oxígeno (O) e hidrógeno (H). Algunos cultivadores le colocan pequeñas bombonas de CO2 para potenciar sus cultivos, sin embargo, su uso es mucho más complicado.

 

default chemical symbol and composition of potassium 2 fixed (1)

 

Macronutrientes Secundarios

Calcio: este forma parte de la estructura de la pared celular de las plantas, participa en la división y elongación celular, por lo que mejora el crecimiento.

Magnesio: el magnesio es un nutriente móvil en la planta, es importante para diferentes procesos del metabolismo y la fotosíntesis, ya que es la base estructural de la molécula de clorofila.

Azufre: este es un nutriente importante en la protección de las células de la planta, ya que evita la deshidratación por calor y sequía y protege las células contra el frío. Cabe destacar que el azufre además de sus propiedades como nutriente, también puede servir como fungicida contra hongos ascomicetos como el oídio.

 

Micronutrientes

Ahora es el turno de los micronutrientes, estos son nutrientes que la planta necesita en menores cantidades, sin embargo, resultan igual de necesarios que los macronutrientes. Por los momentos nos centraremos en los micronutrientes más importantes para las plantas de cannabis.

Hierro: el hierro desarrolla funciones clave en la síntesis de clorofila, manteniendo la estructura de los cloroplastos y la actividad enzimática.

Zinc: contribuye a la creación de clorofila y otras sustancias de crecimiento. Además, es utilizado por la planta para desarrollar adecuadamente el tallo y los nervios de las hojas.

Cloro: se centra en regular las concentraciones de sales, y crear un balance en las cargas de la misma.

Cobre: el cobre ayuda con la creación de lignina en las paredes celulares, lo que ayuda a proporcionar soporte para mantener las plantas en posición vertical, al mismo tiempo ayuda a la creación de semillas y resistencia al estrés.

Manganeso: ayer el funcionamiento de varios procesos biológicos como la fotosíntesis respiración y asimilación de nitrógeno.

Molibdeno: es necesario para que las plantas sinteticen y activen las enzimas de nitrato reductasa, qué contribuye a asimilar el nitrato para que sea asimilado en el metabolismo de la planta.

Silicio: es un elemento estructural que refuerza la pared celular, fortalece la sustentación física, y protege la planta de ataques de agentes externos.

Boro: cumple un papel fundamental en la integridad de las células, y al mismo tiempo mejora la productividad y el incremento de la floración.

 

default chemical symbol and composition of phosphorus 3 fixed 01

 

Diferencias entre fertilizantes

Otro punto importante a tomar en cuenta es que no todos los fertilizantes son iguales, debido a su naturaleza, las distintas marcas van a utilizar diferentes proporciones de nutrientes que consideran óptimas. Asimismo, las diversas marcas utilizan diferentes ingredientes para lograr las proporciones de nutrientes necesarias para sus productos, algunas utilizarán productos químicos o sintéticos y otras productos naturales. Además, debemos tomar en cuenta que existen abonos para cultivar en sustrato sólido, y otras que son especializadas para cultivos hidropónicos. Ten en cuenta esto y procura utilizar fertilizantes diseñados especialmente para tu medio de cultivo.

 

Necesidades nutricionales del Cannabis en base a su etapa de crecimiento

Plántulas: generalmente las semillas de cannabis contienen todos los nutrientes necesarios para su propio crecimiento dentro de la cáscara. Además, desde el momento en el que se crean los cotiledones, son estos los que absorben el agua son estos los que absorben el agua mientras desarrolla un sistema de raíces. Esto quiere decir que no es necesario fertilizar las plántulas, sin embargo, podemos ayudar a nuestras plántulas a crecer proporcionándole algún enraizante.

Etapa vegetativa: una vez comienza la etapa vegetativa, se puede optar por fertilizar de una forma suave para ir acostumbrando a la planta, teniendo en cuenta que aún está joven, y un fertilizante de carga completa podría quemarla.
Esto quiere decir que durante la primera semana podríamos colocar un fertilizante con un ratio NPK de 2:1:2.

Una vez nuestra planta se ha acostumbraba a los nutrientes y tiene unas seis semanas de desarrollo, podemos aumentar drásticamente la cantidad de nutrientes, lo que ayudará a que nuestras plantas desarrollen un follaje saludable. Durante esta etapa de crecimiento predominan niveles elevados de nitrógeno, que son necesarios para el crecimiento vegetativo (tallos nudos y hojas) lo que permitirá la creación de más la creación de más espacios idóneos para la floración.

 

default chemical symbol and composition of potassium 0 fixed

 

Podemos usar un ratio NPK de unos 10:5:7, sin embargo, en CANNALAND recomendamos utilizar nuestro CRECE, que es un fertilizante 100% orgánico, que contiene todos los macronutrientes, micronutrientes y minerales necesarios para tus cultivos de cannabis, además de muchas otras opciones. Haz click aquí para ver todos los nutrientes que podemos ofrecerte.

 

Etapa de floración: una vez nuestra planta de cannabis llega a este punto, la carga nutricional del nitrógeno es menor, y aumenta la carga del fósforo y del potasio. Por esto mismo, necesitarás fertilizantes con un ratio menor de nitrógeno, un poco más de fósforo, y la mayor carga en potasio. En estos momentos de desarrollo de la planta, te recomendamos un ratio de NPK de 5:7:10, para las primeras semanas, y un ratio NPK de unos 6:10:15 para el resto de floración. Es importante que no olvides disminuir la cantidad de fertilizante en las últimas dos semanas (NPK cercano a los 4:7:10) para facilitar el proceso de lavado de raíces.

Sabiendo esto, en CANNALAND hemos creado también un fertilizante 100% orgánico, y especializado en la etapa de floración de nuestras plantas de cannabis. Te recomendamos el uso de FLORA para potenciar la creación y formación de las tan esperadas flores de parte de la planta. FLORA también contiene los micronutrientes esenciales para que las flores se vuelvan más gordas y resinosas. Recuerda que para conocer todos los nutrientes que podemos ofrecer para tus plantas, haz click aquí.

Llegado a las últimas semanas de floración, Es recomendable reducir poco a poco el nivel de nutrientes o fertilizantes que se colocan, esto sirve para suavizar la transición y mejorar el lavado de raíces final que se realiza justo antes de justo antes de La cosecha.

 

Importancia del EC, pH y temperatura

Debes tener en cuenta que al momento de utilizar fertilizantes bien sean naturales o químicos, tienden a cambiar el pH, la EC o las PPM del agua de riego o del medio de cultivo. Por esta razón, es importante una medición adecuada para mantener estable dichos niveles.
Hacer esto te permitirá evitar excesos o falta de fertilización en las plantas, también te ayudará a medir si hay presencia de nutrientes en el medio al momento de realizar un riego.

 

Por su parte el pH y la temperatura también son parámetros importantes, ya que si se alejan de los valores óptimos, resultará en dificultades para absorber nutrientes. Además de esto es preferible que mantengas la temperatura del agua entre los 19 y 21ºC.

La fertilización no siempre es color de rosas, Sí hay desequilibrios en el pH o excesos de nutrientes, conllevará a quemaduras sintomáticas en la planta. Para conocer más acerca de excesos o déficit de nutrientes en tus plantas, haz clic aquí para ir al artículo.