Extracciones, Guías

Hachís, ¿El extracto Cannábico más conocido?

La resina del Cannabis es un subproducto que tiene una gran variedad de usos. Tal vez habrás oído de extractos como el BHO, aceites, honeycomb, Wax, shatter, rosin, entre otros; y te han llamado la atención. En esta ocasión te explicaremos un poco acerca del “Hachís” o también llamado “Hash”, en qué consiste y sus usos.

 

¿Qué es exactamente el Hachís?

Hasta los momentos, existe una ola de desinformación acerca de qué es exactamente el hachís y cómo se usa. Es importante aclarar eso porque estamos seguros que incluso tú, has escuchado decir de algunos que el hachís es la mugre que queda en la pipa después de fumar, otros dicen que el hachís es la sabia de la planta, u otras cosas sin sentido.

 

Nada más alejado de la realidad.

El hachís es un producto de las flores del Cannabis, elaborado a partir de su resina (Tricomas), bien sea en bruto o purificada. Al tratarse de resina pura, separada de la materia vegetal, el hachís cuenta con una gran concentración de terpenos y cannabinoides, bridándole una gran carga de sabores y aromas al mismo. Para las personas acostumbradas a fumar Cannabis, el hachís representa una delicia, ya que muchos elementos de la combustión que pueden ser molestos al momento de fumar, no están presentes en esta mezcla.

El Hash es un extracto milenario, utilizado desde el momento en el que los primeros humanos se dieron cuenta de los usos del Cannabis hace miles de años. El hachís tiene una gran diversidad de usos, y generalmente tienen una concentración entre un 5-45% de THC. Sin embargo, la calidad del Hachís y su nivel de concentración, dependerá también de la genética y la calidad de la materia prima con la que intente hacerse; además de la técnica para producir el Hachís.

La producción del Hachís se centraba mayormente en países como Nepal, India, Pakistán, Afganistán… Desde donde era común su exportación en los años 80 en forma de bloques envueltos en material de color rojo o dorado. Incluso hoy día, podemos encontrar importaciones tradicionales de estos países mencionados, y otros como Marruecos, Holanda, entre otros.

 

¿Cómo se Produce el Hachís?

El Hachís en regla general, se obtiene prensando la Resina o Polen de Cannabis, obtenida a través de diversas formas de extracción. Esta Resina contenida en los Tricomas, se presiona, dando como resultado una masa generalmente de color marrón, sin embargo puede también ser de color amarillo o rojizo. Normalmente, se almacena en forma de bloques para facilitar su manejo.

Durante el proceso de producción, es necesario separar la resina de las hojas, secando y enfriando las flores que la contienen. Una vez hecho esto, se tamizan filtrándolos por su pureza, este proceso puede repetirse para aumentar la pureza.

Luego de esto, se trituran a mano o con la ayuda de una prensa para así lograr formar un polvo, que al aplicarle presión, extrae el aceite. Gracias a este proceso y la unión del polvo junto al aceite, se forma una masa, que posteriormente se moldea en forma de bloque de color marrón.

 

Métodos de uso

El Hachís es bastante versátil en cuanto a sus métodos de uso. Algunos directamente lo fuman en popa o bong, mientras que otros cortan pequeños pedazos y lo colocan en un vaporizador para inhalarlo. Por otra parte, hay personas que lo moldean para hacer una fina tira y lo agregan a un porro para que el mismo quede bien cargado. Finalmente, otros simplemente lo utilizan para hacer comestibles o aceites.

Como mencionamos anteriormente, es una de las extracciones más comunes y utilizadas a nivel mundial. Siendo una de las más saludables al momento de consumirlas, debido a que evitas la combustión de ciertos elementos que pueden ser dañinos para tu organismo. Recuerda que el Hachís es un concentrado de Cannabis que resulta bastante potente, por lo que utilizar sólo un poco, puede alcanzarte para mucho.

Si quieres conocer las formas relativamente fáciles de hacer este concentrado de forma casera, has click aquí.

Deja una respuesta