Autocultivo, Guías, Técnicas de Cultivo

Trasplantar, ¿Conoces su importancia?

El proceso de trasplantar tu cannabis es una práctica que puede traer muchos beneficios a tu cultivo siempre y cuando se realice de forma correcta. El problema reside una vez que realizas el trasplante de forma incorrecta, debido a que puede estresar a tu planta, e incluso provocarle la muerte.

El trasplante es un momento sumamente importante en el cultivo de cannabis. Ayuda tanto a que la planta crezca bien, como a identificar cualquier problema en el sistema radicular. Este proceso puede ser utilizado también para rastrear el estado de crecimiento de nuestra amada planta.

Recuerda que este proceso debe ser llevado a cabo con sumo cuidado, y evitando las horas de mayor intensidad lumínica. Esto permitirá que las raíces eviten recibir una fuerte cantidad de luz y estrés. Un aspecto que debes tomar en cuenta, es que la luz solar directa quema y deshabilita el crecimiento de dicha raíz.

En Cannaland conocemos lo importante que es trasplantar, por lo que te explicaremos un poco más al respecto y algunos tips para lograrlo de forma satisfactoria.

 

Entonces, ¿En qué consiste trasplantar?

Trasplantar consiste en reubicar una planta desde un contenedor a un nuevo contenedor y/o sustrato, con mejores características que el anterior. Su finalidad es favorecer en gran medida al desarrollo de su sistema radicular, permitiéndole crecer libremente.

Es importante que al trasplantar tengas un especial cuidado con las plantas y sus raíces, ya que es un proceso que puede producir un fuerte estrés en ellas, afectando en gran medida su desarrollo. Ten en cuenta que mientras menos daño le causes a las raíces de tus plantas, menos tiempo tardarán en reanudar su ritmo normal de crecimiento.

Por esta razón, te recomendamos que al realizar el trasplante, sea en una zona limpia y utilices guantes. Recuerda evitar al máximo el exponer tus plantas a la luz excesiva para no dañar sus raíces y disminuir la cantidad de estrés recibida.

 

Importancia de Trasplantar

El trasplante es un proceso fundamental para darte una idea de la etapa de desarrollo de tus plantas. Al trasplantar, también te aseguras de mejorar la calidad de crecimiento de las plantas, sirviéndote para controlar su tamaño y su enraizamiento.

Los trasplantes son una técnica fundamental en el cultivo de cannabis, realizado correctamente puede potenciar tus cosechas, haciéndolas significativamente más abundantes. Esto se debe a que raíces más sanas y fuertes, se traducen directamente en plantas y frutos igual de sanos y fuertes.

 

Condiciones necesarias

El trasplante necesita un suelo saludable para alimentar a tu planta, y al mismo tiempo, una planta saludable para que resista el cambio de terreno. Al mismo tiempo, debes estar atento y evitar que el sustrato no contenga plagas, hongos o que sea muy lodoso. En caso de que tu planta presente problemas en sus raíces, podrás identificarlos a tiempo, y evitar que la salud de tu planta quede comprometida.

También deberás estar atento a las raíces de tu planta, debido a que pueden presentar problemas como:

  1. Colores amarillentos, verdosos o raíces pegajosas.
  2. Algunos tipos de nemátodos, son plagas, totalmente diferentes a las lombrices. Se alimentan de las raíces de la planta, comprometiendo su crecimiento y provocando posibles infecciones. La forma más fácil de eliminar este tipo de nemátodos, es obtener otros nemátodos que sean beneficiosos para tus plantas. Estos pequeños devorarán a las plagas que se encuentren a nivel de sustrato.

 

¿Cuándo sé que debo trasplantar mis plantas?

Antes de realizar un trasplante, deberás tomar en cuenta varios indicadores que determinarán el momento propicio para trasplantar. Entre estos podemos encontrar los siguientes:

  1. Tamaño de la planta. Una vez que sientas que la planta ha sobrepasado visiblemente el tamaño de la maceta, es momento de realizar un trasplante.
  2. Velocidad de crecimiento. Si ves que la planta crece de forma acelerada en una maceta, y la está pasando, es mejor que realices el trasplante antes de que su crecimiento se ralentice demasiado.
  3. Desarrollo de las raíces. Si notas que las raíces sobresalen por debajo de la maceta, o se enmarañan en forma de círculo, es un indicador para realizar un trasplante.
  4. Problemas de riego. Si el sustrato de tus plantas se seca demasiado rápido, es posible que tus plantas necesiten una maceta más grande que retenga mayor cantidad de líquidos.

 

Algunos tips que podemos ofrecerte son los siguientes:

  • Comienza con una maceta pequeña (unos 10x10cm). Al germinar tu semilla, colócala en una maceta pequeña, con un máximo de 10x10cm.
  • Evita usar contenedores trasparentes. Como te mencionamos anteriormente, la luz solar puede comprometer la salud de las raíces de tus plantas. Recuerda que aún están muy débiles, y si se daña su una fuente de alimentos, terminará por morir.
  • Si el contenedor que vas a utilizar carece de drenajes, deberás realizarle algunos agujeros. Esto ayudará a evitar que la raíz se atasque en el fondo, ahogue por la cantidad de agua o sufra daños por tensión.
  • En Cannaland, recomendamos realizar mínimo tres trasplantes en total a tus plantas en todo su ciclo de vida. Esto quiere decir que deberías realizar un trasplante antes de realizar el cambio de etapas.
  • Si realizas muchos trasplantes, en lugar de ayudar a tus plantas a crecer, terminarás por estresar tus plantas, evita excederte.
  • Utilizar contenedores pequeños puede ayudar también a medir la cantidad de agua y evitar excesos.
  • Al trasplantar, utiliza preferiblemente un contenedor que triplique el tamaño del contenedor actual. Esto ayudará a que las raíces se desarrollen de una mejor forma.
  • Si quieres saber cuando trasplantar, toca el costado del recipiente para aflojar las raices y tierra de las paredes. Te darás cuenta porque si está completo, se sentirá un bloque lleno de raíces. En caso contrario, el sustrato se desmoronara solo por su propio peso. Significando que aún necesitas más raíces para trasplantar a un lugar más grande.
  • Intenta colonizar el sustrato con hongos beneficiosos como el Trichoderma o Micorrizas. Con esto evitarás que tu planta o tu sustrato contraigan otro tipo de hongos.

 

Ya tienes todo lo que necesitas saber acerca del trasplante aplicado en los cultivos de Cannabis, sus beneficios y los cuidados que debes tener antes de hacerlo. También te dejamos una serie de recomendaciones útiles para lograrlo, ¿Quieres que te acompañemos en un paso a paso? ¡Perfecto! Podemos ayudarte con el proceso, sólo tienes que hacer click aquí.

Deja una respuesta