Autocultivo, Técnicas de Cultivo

Secado del Cannabis – Guía para el Éxito

Has llegado lejos cuidando tus plantas de cannabis y tienes cogollos muy gordos que acabas de Cosechar y Manicurar (Puedes ir al artículo haciendo click aquí). Antes de continuar adelante, debes conocer que aún te faltan un par de pasos como el Secado y el Curado. En Cannaland conocemos la gran importancia de ambos pasos, y por suerte, conocemos cómo realizarlos. En el siguiente artículo te explicaremos cómo llevarlos a cabo de la mejor manera.

 

¿Cuál es la diferencia entre secar y curar?

Al secar el cannabis, se busca evaporar su humedad para que los cogollos puedan quemarse de una mejor manera. Al mismo tiempo, se degrada la clorofila, eliminando en gran medida el sabor amargo que esta posee. Por su parte, al curar el cannabis, se lleva un proceso parecido al de la fermentación debido a que ayuda a concentrar y mejorar los terpenos y cannabinoides. Esto significa un mejor sabor y aroma en los cogollos a medida que maduran, sin embargo, se busca claramente mantener el producto libre de hongos.

Ambos procesos bien elaborados, aumentarán la calidad de tu cannabis y el tiempo que podrás almacenarla. Debes saber que la calidad y sabores, también aumentará a medida que el tiempo de curado aumente.

 

Secado del Cannabis

El secado y Curado del Cannabis son pasos muy importantes tanto para que sus efectos se maximicen, como para que las propiedades del cogollo se potencien. En otras palabras, la peor marihuana y los mejores cogollos premium, se diferencian justamente en estos dos pasos.

Ahora, los cogollos recién cultivados contienen una gran cantidad de humedad, que necesita ser eliminada antes de fumar para que pueda carburar bien. Y en caso de que puedas quemarlos, tendrán un sabor desagradable a básicamente, agua.

Secar el cannabis consiste en eliminar parte del agua de la estructura de las flores mediante la evaporación por exposición al aire. Al eliminarla a través del secado, permitimos que los terpenos se destaquen. Otra razón para eliminar el agua es que los hongos se desarrollan en condiciones de humedad y oscuridad. Por lo  que al secar tus flores, reducimos las posibilidades de que el moho se reproduzca en tus flores.

 

¿Cómo puedo secar mis Cogollos?

Para secar tus cogollos de la mejor forma posible y uniformemente, deberás asegurarte de que el aire pueda circular libremente entre ellos por todos lados. Por otra parte, debemos también almacenarlos en un lugar oscuro y libre de luz, ya que la misma degrada el THC, por lo que perderán su capacidad psicoactiva.

 

Métodos de secado

Rejilla de secado.

En este método se colocan los cogollos de forma individual sobre una rejilla de secado durante unos cuantos días. Deberás separar los cogollos de las ramas y esparcirlos por la malla sin contacto entre ellos. Gracias a la ventilación que esto otorga, este proceso eliminará un 10%-15% del contenido de agua de las capas exteriores de los cogollos. Debes tener en cuenta que de usar este método, deberás girar los cogollos de forma constante para evitar que los mismos se aplasten por algún lado. Una buena forma de hacerlo es una vez al día.

Guindar los cogollos en gancho o cuerda.

Esta es la forma más arcaica de hacerlo, debido a que no utilizamos nada especial para ello (Claro que tampoco dará tan buenos resultados como la malla). Consiste simplemente en como ya deducirás, guindar los cogollos en un gancho o cuerda en una habitación oscura. Esto lo realizarás colocándolos boca abajo, dejando la parte de la rama en la parte superior, logrando así que los tricomas de los cogollos continúen madurando.

Con este método conseguirás que tu secado sea homogéneo y natural, con lo que los cogollos conservarán su forma y calidad ya que no están en contacto con ninguna superficie. Por último, cabe destacar que muchos realizan este proceso dentro de cajas, las cuales tienen doble función. La primera, es absorber parte de la humedad que contienen los cogollos, y la segunda, es evitar que los rayos de luz lleguen a los mismos.

¿Para qué sirve el secado de los cogollos?

Como dijimos anteriormente, se secan para eliminar humedad, eliminar la clorofila y almacenar los cogollos evitando la creación de hongos. Por lo que debemos guardarlo en un espacio oscuro, con buena circulación de aire y al mismo tiempo, una humedad relativa cercana a un 45-55%.

 

¿Cuánto tiempo se tarda en secar correctamente el cannabis?

El tiempo de secado puede variar mucho del lugar en el que te encuentres y de las condiciones ambientales del mismo. Debes tener en cuenta que el tamaño de los cogollos también afectará directamente el tiempo que tarden en secarse los cogollos, siendo los más grandes y densos los que más tiempo tarden en ello.

Otro punto a tomar en cuenta, es el corte que decidas darle a tus flores, ya que las ramas son las que más agua contienen, por lo que mientras más largas sean, más tiempo tardarán en secarse. Por último, la temperatura, la humedad ambiental y el flujo de aire en el espacio de secado también influirán en gran medida.

Sabiendo todo esto, debemos saber que la etapa del secado del cannabis dura entre unos 7-14 días, dependiendo de los factores anteriores. Durante este tiempo, tus cogollos perderán la mayor parte de su agua y humedad, por lo que también disminuirá su tamaño y su peso.

¿Cuáles son las condiciones ideales para secar los cogollos?

Para que tu secado sea de calidad, deberás tener en cuenta ciertos factores importantes, que determinarán la calidad no sólo del cogollo, sino de su aroma, sabor y efecto.

Luz.

Durante el secado, las plantas deben evitar a toda costa la luz, debido a que esta degrada el THC, por lo que perderás un gran porcentaje de calidad al no cumplirlo.

Humedad.

Deberás procurar que la humedad relativa del cuarto de secado oscile entre un 55%-65% durante los primeros 7 días. Sirve en gran medida para evitar hongos y para que los cogollos sequen de una buena forma. Si la temperatura es muy alta y no consigues bajarla, puedes intentar usar un pequeño extractor de aire con un filtro de carbón activo. Esto extrae el aire húmedo y permite que entre aire con menor humedad de forma pasiva.

Por último, tampoco debes permitir que se sequen en exceso, es decir, debes evitar que pierdan más del 60%-65% de humedad.

Temperatura.

Deberás procurar mantener la humedad entre 15°C y 18°C, debido a que con temperaturas superiores, los terpenos podrían perderse y evaporarse con rapidez. También deberás procurar evitar cambios bruscos de temperatura.

Ventilación.

Deberás renovar el aire del cuarto de secado un mínimo de dos veces por día, y evita utilizar deshumidificadores para secar las plantas. Esto se debe a que todo proceso que acelere el secado, significa una pérdida de aroma, sabor y efecto de tus cogollos.

 

Entre los tips que podemos ofrecerte al momento del secado, es que durante los primeros tres días de secado, mantengas el cuarto entre 20 y 23°C, junto a una higrometría cercana al 45%-50% para que los cogollos tengan un secado más agresivo. Una vez llegado el día 4, y de ahí en adelante, disminuir la temperatura a unos 17°C-18°C, y aumentar la cantidad de humedad al 60%-65% para que el proceso siga el ciclo de forma idónea.

 

¿Cómo saber si el secado de mis cogollos está listo?

Preferiblemente, déjalos secar por entre 10 a 15 días, en caso de hacerlo en menos tiempo, es posible que tu cannabis pierda calidad, o por otra parte, genere hongos. Sabrás que el proceso está listo porque se sienten secos al tacto, pero no se quiebran o crujen tan fácil porque aún conservan humedad. Otra forma de hacerlo es doblar una rama, y si cruje y se queda doblada, ya deberían estar lo suficientemente secos. Si por el contrario, no cruje o cruje pero vuelve a su estado original, quiere decir que aún falta un poco más de tiempo.

 

¿Qué puedo hacer si mis flores se han secado demasiado?

Si al apretar tus cogollos y estos se deshacen en tus manos, significa que se secaron demasiado. Necesitarás aportarles un poco de humedad para recuperar un poco de su textura y sabor, aunque claramente no tendrán la misma calidad y propiedades que tendrían si los hubieses secado correctamente desde un principio. Pero antes que nada, Evita mojar directamente los cogollos.

Una forma de aportar humedad, o mejor dicho mantenerla en las mejores condiciones, es utilizar los sachets de Bóveda 62%. Estos son lo mejor para mantener la humedad en buen estado, y al mismo tiempo, sirven para la siguiente fase: El Curado (Si quieres saber más, haz click aquí).

 

Deja una respuesta