Guías, Noticias, Variedades de Cannabis

Parkinson y el CBD

mujer-cananbis-web1

A lo largo de los años, se han descubierto diferentes aplicaciones para el CBD que está presente en nuestras plantas de Cannabis. Hemos conocido por fuentes empíricas que el CBD tiene una lista de efectos positivos en el cuerpo humano y sobre sus diferentes dolencias. Por ejemplo, es beneficioso para la piel, el alivio de molestias menstruales o incluso, para combatir ciertos síntomas de enfermedades como en el caso de la fibromialgia, el Parkinson o la depresión.

Todo lo descrito anteriormente, se da gracias a sus efectos antiinflamatorios, analgésicos, ansiolíticos y también a su papel en la regulación de nuestro sistema endocannabinoide.

Además de estos efectos, el uso de CBD, también es especialmente útil para atenuar los efectos de enfermedades neurodegenerativas, como es el caso del Parkinson.

 

¿Qué es el Parkinson?

El Parkinson es una enfermedad degenerativa crónica del sistema nervioso central (SNC), que afecta generalmente a las áreas del cerebro encargadas del control del movimiento. Esta enfermedad, generalmente comienza en personas a partir de los sesenta años sin embargo existen ciertos casos en personas menores de 40.

 

¿Cómo actúa el CBD en pacientes con enfermedades neurodegenerativas?

Para entender la razón por la que el CBD (Cannabidiol) es beneficioso para pacientes con Parkinson, primero tenemos que conocer cómo funciona esta enfermedad.

El Parkinson implica la pérdida progresiva de las neuronas productoras de dopamina, aumentando la ansiedad y reduciendo gravemente el control de las funciones motoras. Entre estas pérdidas encontramos varios síntomas que describiremos a continuación:

  • Temblor de manos, brazos, piernas y/o mandíbula.
  • Rigidez muscular acrecentada en las piernas y el tronco.
  • Lentitud de movimientos.
  • Falta de coordinación.
  • Disminución de gestos faciales.
  • Problemas urinarios.

En todo el mundo, se estima una cifra de diez millones de personas padeciendo esta enfermedad crónica. De los cuales, el 96% son personas mayores de 50 años, siendo una enfermedad más común en hombres que en mujeres.

 

¿El Parkinson se puede prevenir?

Hoy día, la enfermedad del Parkinson no tiene una causa conocida, sin embargo, se especula que está relacionado a factores genéticos y ambientales. Esta enfermedad tampoco tiene una cura, sin embargo, sí que existen tratamientos que pueden ralentizar su avance y reducir su sintomatología. Una pista: aquí es donde entra en juego el papel del CBD.

El Cannabidiol o CBD, es un compuesto que no contiene THC, lo que significa que no tiene efectos psicotrópicos en el consumidor. El CBD actua directamente sobre un receptor del cerebro conocido como GPR6, a diferencia del THC que actúa en los receptores endocannabinoides CB1 Y CB2. El receptor GPR6, influye en los niveles de dopamina, el cual está directamente relacionado con el avance del Parkinson. Si unimos esto, a sus propiedades neuroprotectoras, antioxidantes y antiinflamatorias, puede hacer del CBD un tratamiento eficaz para los pacientes con parkinson y un buen ansiolítico en general.

 

A pesar de que los efectos de cualquier tratamiento varían en función del SNC de cada persona, los pacientes con Parkinson que toman aceite de CBD, experimentan una mejoría general en su sistema motor. Dumado a que el CBD influye de forma positiva incluso en los efectos secundarios de la enfermedad como lo son los problemas de sueño o la depresión.

 

Parkinson a lo largo de los años

Aunque los primeros estudios del cannabis se realizaron hace muchos años (incluso antes del descubrimiento del parkinson), la investigación con los Cannabinoides ha crecido de forma exponencial a medida que su aceptación aumenta con los años.

Uno de los estudios clínicos más recientes y significativos es el realizado en Brasil en 22 pacientes disgnosticados con la enfermedad. Aunque no se redujo la actividad de la enfermedad de la forma deseada, sí que se vió una mejora en la calidad de vida de los pacientes.

También en la Universidad de Sao Paulo, se investigó la relación entre el CBD y los trastornos del sueño en pacientes con Parkinson con resultados positivos. Del mismo modo, los investigadores también concluyeron que el CBD puede ayudar a disminuir los brotes psicóticos que en ocasiones experimentan este tipo de pacientes.