Guías, Marihuana Medicinal, Noticias

Parkinson: Tratamientos basados en CBD

parkinson1

La primera pregunta que generalmente se viene a la mente cuando oímos hablar del tratamiento del Parkinson con CBD, es la siguiente: ¿Qué casos de Parkinson se pueden tratar con CBD y cuáles no?

Una vez que tenemos claro que el aceite de CBD o cannabidiol puede ser eficaz para combatir ciertos síntomas del Parkinson, es útil saber en qué casos concretos es recomendable su consumo. Lo primero que debes saber, es que cada paciente es diferente. Por tanto, lo más conveniente es consultar a un médico antes de probar cualquier tipo de tratamiento.

Existen muchos medicamentos para tratar esta enfermedad, pero muchos de ellos, como es el caso de la levodopa, pueden provocar importantes efectos secundarios como agitación, náuseas, temblores. O peor aún, perder su eficacia con el tiempo, que es algo muy común. En estos casos, probar un tratamiento con CBD puede resultar especialmente útil para aliviar dichos efectos.

Por otro lado, la mayoría de la medicación asignada a pacientes de Parkinson actúa sobre los síntomas que afectan los sistemas motores. El CBD, actúa también sobre ellos, pero además mejora síntomas no motores de la misma. Este tipo de síntomas suelen considerarse secundarios, pero no hay que olvidar que pueden reducir considerablemente la calidad de vida de los pacientes.
Basados en esto, podemos decir que los casos de pacientes de Parkinson que experimenten estas molestias también pueden ser tratados con CBD de forma satisfactoria.

 

Si leemos esto, puedes pensar: ¿Entonces el CBD funciona para todos los tipos de Parkinson?

Aunque no hay evidencias científicas de casos concretos de la enfermedad en los que el CBD esté contraindicado, sí que se ha demostrado que el CBD puede interactuar con medicamentos como antidepresivos, benzodiacepinas, antibióticos o algunos anticoagulantes.
Por esto hacemos hincapié en consultar con un profesional antes de comenzar o cambiar algún tratamiento. Él llevará un seguimiento de tu estado, y registrará tus mejoras o tus problemas.

 

Precauciones al tomar aceite de CBD para el Parkinson

Ya hemos visto que el CBD no tiene efectos psicotrópicos puesto que no contiene THC. Sin embargo, los pacientes de Parkinson que comiencen a utilizar el aceite de CBD para combatir los síntomas de su enfermedad han de tomar una serie de precauciones:

  1. Comprobar que no son alérgicos al CBD o a cualquier otro componente presente en el producto final.
  2. Consultar a su médico en caso de estar tomando medicación que pueda interferir con el CBD, o viceversa.
  3. Adquirir el aceite de CBD en comercios pertenecientes a proveedores fiables, y que cumplan con todos los controles de calidad.
  4. No exceder la dosis máxima recomendada.

 

Parkinson

¿El CBD tiene efectos secundarios en pacientes con Parkinson?

En condiciones normales, el organismo tolera muy bien, y sin problemas los productos que incluyen CBD. Sin embargo, hay algunos efectos secundarios en algunas que pueden ser un poco molestos.

  • Boca Seca
  • Diarrea
  • Disminución del apetito
  • Somnolencia
  • Fatiga

El porcentaje de casos en los que este tipo de efectos secundarios aparece, es realmente bajo, y desaparecen luego de suprimir el tratamiento. El problema viene si el paciente en cuestión toma alguna medicación concreta, ya que al interferir, puede agravar estos síntomas. En general, no se ha documentado efectos secundarios del CBD por sí solo que afecten de forma concreta a pacientes de Parkinson.

 

Formas de consumir CBD

Existen diferentes formas de tomar el CBD para combatir el Parkinson, que se relacionan con su formato de presentación.
Generalmente se utilizan las vías orales y tópicas (Aceite o cremas de CBD para extender sobre determinadas zonas). Sin embargo existe también el CBD comestible, e incluso para inhalar.

 

Dosificación

Para que el tratamiento con CBD sea eficaz y el organismo lo tolere sin problemas es muy importante tener en cuenta las dosis. La forma correcta de tomar CBD para reducir los síntomas del Parkinson, es comenzar con una dosis pequeña e ir incrementándola progresivamente hasta que se experimente una mejoría.

Un consejo: para calcular la dosis adecuada hay que tener en cuenta el porcentaje de CBD que contiene el producto en cuestión, ya que la mayoría de los aceites de CBD se encuentran mezclados con otros componentes y contienen una proporción de CBD entre el 5% y el 20%.

Por lo que debes tener en cuenta este punto para evitar excesos. También hay que tener en cuenta que existen factores externos como el metabolismo, el peso, o la gravedad de la dolencia; que influyen en la dosis estándar con la que se recomienda iniciar el tratamiento.

 

¿Qué tipo de CBD es mejor para el Parkinson?

Ya hemos visto que existen diferentes formatos para el consumo de CBD, y a partir de esto, podemos encontrar diferentes productos enfocados en el CBD, desde cremas hasta aceites sublinguales. Cabe destacar que este último, es uno de los aceites más recomendables para la enfermedad del Parkinson, aunque lógicamente, tendrás que esperar la receta de tu profesional de la salud.

Por su parte, Las cremas suelen utilizarse como cosméticos, y en dolores específicos y no generales, o en su caso, para problemas dermatológicos. Una de las tantas ventajas de utilizar aceite de CBD frente a otros formatos es que la dosis se puede controlar e incrementar de manera sencilla. Asimismo, es importante recordar que debes prestar atención al porcentaje de CBD que contiene dicho aceite.

Por último, recuerda siempre que seguir las instrucciones de aplicación y confiar en proveedores de confianza, es algo fundamental para que el tratamiento con CBD para combatir los síntomas del Parkinson sea efectivo.