Comestibles, Extracciones, Guías, Recetas

Mantequilla Cannábica: La mejor forma de hacer postres

La mantequilla Cannábica, es una de las mejores formas de aprovechar todo el potencial de un cogollo al momento de hacer comestibles. Esto se debe a que al hacerlo, extraemos la mayor cantidad de THC o CBD que se encuentra en el mismo, evitando que nuestros tricomas se pierdan en el proceso.

En Cannaland queremos que puedas aprovechar al máximo tus cogollos. Por lo que te enseñaremos la forma en la que hacemos nuestra mantequilla cannábica y así puedas hacer la tuya en casa.

 

Mantequilla Cannábica

 

Vas a Necesitar.

5g de Cogollos (O el triple si sólo utilizarás hojas de azúcar, las más resinosas).

200g de mantequilla.

600ml de agua.

 

Nota: Deberás utilizar el triple de agua que la cantidad de mantequilla, y 5 gramos de cogollos por cada 200 gramos de mantequilla.

 

Mantequilla Cannábica

 

Modo de Preparación.

Primero que nada, en Cannaland te recomendamos descarboxilar al seco el cannabis antes de proceder a hacer la mantequilla cannábica. Esto con la finalidad de que extraigas todo el CBD (o THC).

 

  1. Comenzaremos por hervir el agua a fuego lento.
  2. Luego de unos cinco minutos agregaremos el cannabis descarboxilado y la mantequilla, y mezclamos.
  3. Una vez integrados los ingredientes, dejarás hervir durante unas tres horas. Esto facilitará que el sabor de la clorofila se desprenda y quede en el agua, mientras que el THC, al ser liposoluble se adhiera a la grasa de la mantequilla.
  4. Luego de hervir, dejarás reposar unos diez minutos para luego colarlo en un envase plástico vertical y lo llevas a la nevera durante 12-24 horas.
  5. Una vez listo y endurecida la mantequilla, la despegarás presionando el envase y drenarás el agua al inclinarlo, sosteniendo la capa de nuestra mantequilla para que no se pierda y listo. ¡Ahora tienes mantequilla cannábica rica en THC (o CBD) para tu consumo!

 

Lo mejor de preparar la mantequilla de esta forma, es que evitarás la clorofila, que aporta un sabor amargo y poco agradable al paladar. Por lo que podrás agregar tu mantequilla a todo lo que se te ocurra.

Esta mantequilla es ideal a la hora de preparar postres con un toque… ¡MÁGICO!. Recuerda que no debes mezclar con alcohol. Y, si no estás acostumbrado al consumo de cannabis, lo mejor es tomar pequeñas dosis, esperar unos 20-30 minutos y luego ingerir otra dosis, ya que podrías pasar por un mal rato.

 

Deja una respuesta