Comestibles, Extracciones, Recetas

Descarboxilar: La mejor forma de hacer comestibles

default purple cannabis flowers on a hand 3

Puede que hayas oído la palabra “Descarboxilar”, pero no tengas idea de qué es eso, ¿Se come? En este apartado te explicaremos en qué consiste en este proceso y su importancia al momento de realizar algún comestible a base de THC.

Lo primero a tomar en cuenta es el por qué se realiza este proceso, y es que el cannabis por sí solo no tiene ningún efecto sobre el cerebro humano. En otras palabras no es psicoactivo, ya que el ingrediente principal THC (Tetrahidrocannabinol), se encuentra en un estado ácido, que recibe el nombre de THCA (Ácido Tetrahidrocannabinólico). Este, al secarse mediante un calor controlado para activarlo, convirtiéndose en el ya conocido por todos THC: el alma de la fiesta.

Básicamente, la descarboxilación es el proceso que consiste en aplicar calor al cogollo cargado de THCA para degradarlo y convertirlo en THC, activándolo. Te preguntarás ¿Por qué nunca he hecho esto al momento de fumar o vaporizar? Fácil: el calor producido mediante la combustión, es el encargado de descarboxilar de forma inmediata. El único inconveniente de que muchos de los terpenos que son bastante volátiles terminan por perderse. Normalmente al fumar, sólo utilizamos cerca de un 40% a 45% del potencial total de un cogollo, aquí la importancia de realizar una buena descarboxilación y beneficiarnos de todo el potencial de nuestro cannabis.

 

¿Cómo podemos Descarboxilar al seco el Cannabis?

Bien, lo primero que debemos tener presente es que mientras mejor se distribuya el calor en nuestros cogollos, mejor lo aprovechará y degradará, así que debemos triturarlos en pequeñas partículas. Para esto necesitaremos la ayuda de un grinder o similar, y tomaremos todo lo obtenido. Esto incluye la resina que queda en el grinder, por lo que preferiblemente, éste debería estar previamente limpio.

 

Descarboxilar

 

Queremos que sepas que no hay una fórmula universal para descarboxilar, pero recuerda que una temperatura muy baja no activará el THCA, y una muy alta, en lugar de activarlos los quemará y se perderán. Nosotros preferimos usar una temperatura entre los 105°C y 110°C, durante cerca de 45 minutos para así activarlos en su mayoría. Evitando perderlos de esta forma. Recuerda siempre evitar sobrepasar los 120°C si no quieres perder el tan preciado THC.

Descarboxilar

 

Los pasos a seguir para prepararlo son muy sencillos:

  1. Precalentaremos el horno por unos 5 a 10 minutos entre 105°C – 110°C (221°F – 230°F).
  2. En una bandeja de tu preferencia, donde puedas esparcir por completo el cannabis, colocarás papel parafinado (También llamado papel manteca o papel encerado, el usado para postres).
  3. Una vez triturado el cogollo lo extenderemos sobre el papel haciendo una capa de forma homogénea y lo más fina posible para que reciba mejor el calor.
  4. Introduciremos la bandeja al horno con el cannabis triturado y esperaremos cerca de 45 minutos.
  5. Una buena forma de ayudar a que el proceso sea uniforme, es remover el cannabis cada 15 minutos, no te asombres si comienza a tornarse de color marrón: vas por buen camino, ya que este es el cambio visual que lograrás encontrar.
  6. Finalmente retiraremos nuestro cannabis descarboxilado del horno y lo dejaremos reposar.

 

Descarboxilar

Listo, ¡Lograste activar el THC de tu cannabis! Ahora podrás utilizarlo para hacer una gran variedad de recetas con un toque… ¡Feliz! Recuerda consumir con responsabilidad, evitando combinar cannabis con alcohol, ¡Buenos humos!

Deja una respuesta