Guías

Exceso de Riego, ¿Cómo combatirlo?

Generalmente, cuando se es novicio en el autocultivo, creemos que si agregamos mayor cantidad de agua, será mejor para nuestras plantas. Incluso pensamos que debemos seguir un cronograma de riego para cada día intermedio o dos días (Sí, también hemos pasado por eso). Sucede que al hacerlo terminamos quemando la planta debido a un exceso de riego. Pero al no conocer lo que sucede, y al verla de este modo, intentamos colocar más agua pensando que eso ayudará; nada más alejado de la realidad.

En Cannaland conocemos bien este problema, por lo que queremos ayudarte a prevenir y combatir esta problemática para que evites pasar por esto. En el siguiente artículo te daremos algunas herramientas para que puedas detectar los síntomas del exceso de riego y combatirlos a tiempo. Con esto podrás reaccionar y evitar pérdidas tanto de dinero, como de tiempo.

Riesgos del Exceso de agua

Ten siempre presente que nuestras plantas de cannabis necesitan pequeños ciclos de humedad y sequía. Estos ciclos son necesarios para que la planta cuente con un mejor estado de salud y tengan un crecimiento sano y vigoroso. En caso de que nuestra planta sufra un exceso de agua, pueden existir varios riesgos para nuestras plantas. En la mayoría de casos las hojas terminan quemándose como si de un exceso se tratara, o doblándose las hojas hacia arriba. Recordemos que nuestras plantas utilizan su sistema radicular para absorber los nutrientes, y al mismo tiempo para poder respirar. Por lo que debido al exceso de riego, y estar constantemente inundada, la planta no podrá absorber oxígeno, por lo que finalmente terminará por ahogarse y morir.

Síntomas del Exceso de Riego

Para detectar si nuestra planta tiene un exceso de riego, basta con notar los cambios físicos que las mismas presentan en su cuerpo y sus hojas. El saber leer estos síntomas te ayudará en gran medida para que puedas salvar y evitar que tu planta se ahogue, recuerda no confundirlos con otros síntomas. Por lo que, los síntomas más comunes de este exceso son los siguientes:

  1. Las hojas se notan decaídas. Este síntoma es muy parecido al síntoma de escasez de agua, sin embargo a diferencia de este, las hojas se llenan tanto de agua que se notan pesadas y se curvan sobre sí mismas.
  2. Las hojas se queman. Las hojas además de verse decaídas, comienzan a verse rígidas y pesadas. Por lo que ya avanzado el exceso comenzarán a tener un aspecto de haberse quemado desde adentro hacia afuera.
  3. Punta de las hojas curvadas hacia arriba. Una vez está avanzado este exceso, debido a la rigidez y al quemado de las hojas de la planta, estas tienden a curvarse hacia arriba. Dándoles un aspecto de garra invertida, y mostrándose como una quemadura por nutrientes.
  4. La planta deja de crecer. El ritmo de crecimiento de las plantas con exceso se ve drásticamente ralentizado, como si se hubiese detenido por completo. Como mencionamos anteriormente, esto se debe a la falta de oxígeno que presenta la planta, por lo que las células no logran elongarse.
  5. Hojas descoloridas. Debido al exceso de agua, y que las raíces no logran ser capaces de absorber los nutrientes, las plantas presentan déficits de nutrientes, por lo que las hojas van perdiendo su coloración natural.

Generalmente cuando se s novato, al encontrar algunos de estos síntomas, se suele pensar que es una falta de agua o falta de nutrientes. Por lo que normalmente se tiende a agregar una mayor cantidad de agua y se intenta colocar mayor cantidad de nutrientes. Acción que en lugar de ayudar a nuestras plantas, las empujará a un peligro inminente y un punto de no retorno.

¿Cómo prevenir y combatir el Exceso de Riego?

Una vez la planta presenta síntomas de excesos, quiere decir que ha recibido una gran cantidad de estrés, significando que pronto va a llegar a un punto de no retorno. Esto quiere decir que llegado ese punto, no serás capaz de salvar a tu planta por más que lo intentes debido al daño ya recibido.

Sustrato

Lo primero que debes hacer para prevenirlo es asegurarte de que todas las macetas de tus plantas presenten un sustrato poroso y aireado. El sustrato Super Soil Cannamix es uno de los mejores para esto, y es útil para cultivadores principiantes y avanzados. No necesitas prepararlo o modificarlo, puesto que tienen todo lo que tu planta necesita. Este sustrato permitirá a las raíces de tus plantas respirar y obtener oxígeno sin dificultades.

Drenaje

Deberás asegurarte que presenten un drenaje adecuado para evitar que el agua se acumule en el fondo de las macetas o recipientes. El mejor tipo de macetas que podemos recomendarte, son las Macetas Geotextiles Cannaland. Estas permiten un drenaje perfecto para tus plantas de cannabis, además de regular muy bien la temperatura del sustrato y la humedad presente en ellas.

Tiempos de Riego

Como dijimos anteriormente, este es uno de los excesos más comunes de las plantas, y sucede porque cuando se es novato, se piensa que mientras más agua le demos a las plantas, más rápido crecerán. También se ponen fechas exactas para riegos, generalmente de un día sí y uno no, o cada dos días. Por lo que tienden a colocar grandes cantidades de agua, y en intervalos de tiempo muy cercanos uno de otro.

Entonces, ¿Cómo debería de colocar el agua a mis plantas? Fácil. Primero deberás eliminar estos intervalos y evitar colocar altas cantidades de agua en cada riego para evitar el exceso de riego. En Cannaland te recomendamos esperar a que la superficie del sustrato esté completamente seca. Luego introducir la primera falange de tu dedo índice en el borde de la maceta y en caso de presentarse poca humedad, puedes proceder a regar. En caso de mantenerse húmeda, te recomendamos esperar al día siguiente o llegada la noche.

Recuerda regar únicamente en horas de la mañana, apenas comience el día, o a última hora, antes de que terminen sus horas de luz. Siguiendo al pie de la letra las recomendaciones de este artículo, verás como tus plantas no volverán a presentar exceso de riego, y crecerán mucho más sanas y vigorosas. ¡Buenos Humos!

Deja una respuesta